martes, 29 de mayo de 2007

LOS PANES DE LOS INMORTALES


fuente: http://www.muzej-mpek.org.yu/

fuente del artículo: http://www.muzej-mpek.org.yu/projekti/obredni_hleb.htm


PAUN ES DURLIĆ:
(Paun Es Durlic es un importante etnólogo serbio.)


LOS PANES DE LOS INMORTALES
"El pan que se conserva en la cultura tradicional valaca representa gran riqueza cultural serbia. Los valacos son la comunidad específica de habla rumana que viven en el noreste de Serbia.
El pan de cada día entre valacos es sencillo como en todas partes, sin embargo en los ritos sacros se convierte en un pan muy vistoso que no es muy común en otras regiones. Sobre todo es destacado su papel en el culto de los muertos, donde -a veces- se pueden ver en una sola mesa miles de panes al mismo tiempo. Este rito se llama "pomana" y se celebra por primera vez justo después del entierro y se llama "tzara", luego al cabo de 7 días se celebra la "stamîna". Es importante la celebración de la "pomana" transcurridos los 40 días del entierro - "patrudzăśilji" porque se cree que entonces el difunto por fin pasa al mundo de los muertos. Con la "pomana" se celebran los 6 meses trás la muerte al igual que el primer aniversario de la muerte, luego se repite cada año hasta que se cumpla el ciclo de siete años cuando cesa el deber de los familiares vivos hacia el difunto.
Mientras duran los deberes ésos son numerosos y muy complejos. Los valacos conservan la creencia que el hombre es un ser inmortal que trás la muerte no cambia su naturaleza sino tan sólo su morada. Ese otro mundo es básicamente oscuro, frío y sin agua, y al paraíso se puede pasar sólo con la ayuda de los vivos.
Puesto que el difunto aún tiene las necesidades de los vivos se celebran en su nombre las "pomana" en las cuales los vivos le regalan comida muy variada, bebida muy selecta, ropa nueva, muebles nuevos y otras cosas que allí le pueden hacer falta. Para que tuviera en el otro mundo luz y calor se prenden en su memoria fuegos alrededor de los cuales se bailan y cantan canciones emocionantes pidiendo al difunto que vuelva a este mundo.
La base de la "pomana" son los panes hechos de harina de trigo muy fina. El número de los panes aumenta durante el ciclo de siete años sugún las "numaratura" (números) - normas estrictas del rito que tienen el caracter religioso-mágico. Los panes principales se llaman "trăbujelj" (leyes) y representan a dioses y varios seres mitológicos o demoníacos que reinan en la vida de la ultratumba y vigilan el pasadizo entre dos mundos.
El aspecto de "las leyes", su número y el nombre no es igual en todas partes y se diferencia de una aldea para otra. Incluso dentro de la misma localidad hay diferencias, pues, la cultura de los panes del rito está bajo la influencia de la tradición local y familiar, lo cual dota los panes de gran originalidad y variedad.
La gran mayoría de "las leyes" conserva hoy en día los nombres de las divinidades paganas a las cuales se ofrecen como ofrendas. Las divinidades principales son del Panteón del Uraneo: Suarilji (Sol), Luna (Luna), Martz (Martes, día de Marte), Žuoj (Jueves, día de Júpiter), mientras que la Osa menor - Ursa minor- está representada en el pan más importante de las "pomana" en forma de svástica. Este motivo aparece con varios nombres y bajo el eufemismo de "frumošăl" (el guaperas). Siguen los panes que se ofrecen a Dios, a la Virgen, al Arcángel ("el quitaalmas"), a San Pedro, ("el amo de llaves"), luego siguen los panes para el guardián del puente debajo qel cual el difunto se va a la vida de ultratumba, el pan para el guardián de la puerta del paraíso, el pan "pîndar" se ofrece al ser que vigila que nadie se acerque sin ser invitado a la "pomana".
Hay centenares de motivos que se conservan en la cultura valaca en el noreste de Serbia, y cada uno de ellos representa la letra mayúscula de la infancia de la civilización humana. Olvidado hace tiempo en otras partes del mundo entre los valacos ese libro aún se escribe y lee".
(traducción: Vesna Floric)

1 comentario:

brendita dijo...

DRAGA VESNA: que preciosas tradiciones relatas, como siempre. Parte importante del encanto de esa maravillosa Serbia que con personas como tu aprendemos a conocerla y a quererla.

Un fuerte abrazo + beso de tu amiga.

Carmen