sábado, 19 de septiembre de 2009

DJORDJEVIC HA DESAPARECIDO


foto: Vesna F

DJORDJEVIC HA DESAPARECIDO

Un día justo cuando acababa de llegar el otoño y mientras disfrutaba con el ruido de las hojas caídas debajo de mis pies, y observaba cómo iban madurando los madroños amarillos, me ocurrió una cosa fea: mi gato Djordjevic desapareció. A pesar de que supe que vino de la misma manera extraña, según sus palabras, lamentaba su desaparición como si fuera un miembro de la familia. Me consolaba de que tal vez se haya perdido. Le busqué por todos los cuentos donde se mencionan animales, pero no hubo resultado. Tuve "conversaciones constructivas" con los presidentes de muchos países, con las personas destacadas de la vida pública, todo con la esperanza que me podrían ayudar. Le buscaba día y noche. Trataba desesperadamente de invocarle en mis poemas. No valió la pena. Dibujaba su figura con la esperanza de que aparecerá por arte de alquimia en mi mesa, o que Melquíades le trajera una mañana junto con la piedra de la sabiduría. La cuadragésima y cuarta mañana le encontré en un periódico con el título cambiado: "Petrovic maúlla otra vez". Yacía en mi cuento con el título cambiado, cuento firmado por algún listillo de la comisión del concurso de relatos. Me contestaron que no hay manera de demostrar que Djordjevic es mío.

©Vesna F

No hay comentarios: