lunes, 23 de mayo de 2011

UN DÍA CUALQUIERA 6 (EL PRIMER BESO)


EN LOS CAPÍTULOS ANTERIORES:

CAPÍTULO 1: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera.html

CAPÍTULO 2: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-2.html

CAPÍTULO 3 : http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-3.html

CAPÍTULO 4: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-4-paradise-lost.html
CAPÍTULO 5: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-5.html

- Cariño, te he comprado algo balcánico, me dice mientras saca una planta con hojas verdes y grandes.
- Pues, no lo sé. Ahhh, sí, un girasol, digo y suelto una sonrisa. ¡Qué bonito!
- Estaba de oferta. Han bajado los precios de las plantas, me dice y también de no sé que y no sé cuanto, ya no le oigo de qué me habla.
Otilija y yo estamos corriendo por un campo de girasoles y les saludamos a Kalina y Ana desde lejos.
- Quien llega la segunda hasta las abuelas tiene que contar cómo fue el primer beso.
- ¿Pero no me oyes, Vesna?
- Ah, perdona. Estaba pensando. Mi abuela Ana tenía un campo de girasoles. Sabes, mi amiga Otilija... Mi amiga de la infancia.
- Sí, la de Facebook. Vale. Voy a dejar las cosas en la cocina, me dice y se va.
- ¡Heyyyyy, abuela! ¡Yujuuuuuuuuuuuuuuu!
Yo me caí y Otilija llegó la primera.
- No puedo, Otilija. Es algo tan íntimo. Es como desnudarte en público.
- Vamos, no se lo contaré a nadie, me anima.
- Bueno. Sabía a fresas.
- ¿El beso?
- Sí. Mi primer beso. Era en el umbral de mi casa. Anochecía. Mis padres no estaban. Y... Yo le gustaba y el a mí. Era unos 5 - 6 años o así más mayor que yo.
- ¿De verdad que sabe a fresas?
- Pues a mí, sí que me supo a fresas.
- ¿Has comprado fresas, Riki?
- Sí. Estaban rebajadas también.

sábado, 21 de mayo de 2011

UN DÍA CUALQUIERA 5

EN LOS CAPÍTULOS ANTERIORES:

CAPÍTULO 1: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera.html

CAPÍTULO 2: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-2.html

CAPÍTULO 3 : http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-3.html

CAPÍTULO 4: http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-4-paradise-lost.html

Gregoria está sentada en su umbral y está poniendo el atún en un trozo de pan que le ha dejado la gitana gorda que vive en la casa de la esquina. Bueno, es que no sé como se llama y le tenía que poner algún apodo. Esa tiene una mala leche... Está sentada en una silla negra de plástico en una pequeña plazoleta mirando como pasa la gente y cotilleándo. Siempre me pregunta lo mismo "¿Qué hora tienes?", pero es que no es sólo a mí, a mi marido le pregunta lo mismo. Es que son un poco monotemáticas, esas gitanas.
Gregoria se está comiendo el bocata con mucho gusto. Deja al lado la lata de atún vacía y pone esa mirada perdida que pone cuando se siente sola. Empieza a hablar sola. Dicen que habla sola, pero yo sé que es con su difunto marido. La miro con ternura desde mi ventana y sonrío. Bueno, al fin y al cabo ya no está sola.
Entre tanto llega el hijo mayor y deja su bici arrimada a la pared y entra dentro.
Cuando termina de comer el bocadillo entra dentro y empieza a cortar una col en el suelo de azulejos. Luego va a por una olla y va poniendo los trozos dentro. Me da pena que no tiene una madera de cortar, pero es que yo no trabajo y no le puedo comprar una, además sus hijas tienen unos cochazos que no veas y yo voy en autobús. Pienso, que triste, los hijos que no trabajan, las hijas que no le ayudan económicamente... y qué hace la pobre, pues a mendigar. Cuando nos ve a mi y a mi marido pasar cerca de la Catedral nueva le da vergüenza y baja la cabeza.
Poco después de llegar a nuestra casa llegan Gregoria y su hijo menor que ha ido a recogerla de "trabajar". Entran dentro y le pregunta al hijo mayor "¿Está ya la col?"
Este contesta como simpre algo que sólo ellos entienden. Fisgoneo desde la ventana como comen.
Me imagino que no hay trozos de carne dentro del caldo o a lo mejor sí.
De vez en cuando viene una de las hijas a limpiar y se va temprano. A veces discute con Gregoria.
Claro, como la pobre no tiene nada para dejarle en herencia para que se iba a esforzar...

viernes, 20 de mayo de 2011

UN DÍA CUALQUIERA 4- PARADISE LOST

СРПСКИ

- Hola, Gregoria, buenos días.
- ¿Hay prisa?, me dice saliendo al umbral de su casa.
- Sí, llegamos tarde al colegio.
Me echo a correr y Nikola va detrás mío. Cristina más atrás y se queja.
- No puedo ir tan rápido. Me voy a caer.
De caminito al colegio se oye el loro que dice "hola" y luego se pone a silbar.
Mi hijo, como todos los días, dice que eso es imposible y que los pájaros no hablan. Le digo que "sí" pero él insiste que "no".
"Por el caminito nos saludan las rosas, las amapolas y los dientes de león", me acuerdo como escribía las redacciones de lengua para el tema de "Ha llegado la primavera a nuestra pequeña ciudad", que a su vez era más creativo que el tema "¿POR QUÉ QUEREMOS A TITO?" Me acuerdo ahora mismo como sudaba y sudaba y miraba al reloj que el tiempo pasaba y no se me ocurría qué poner. Luego ya te entra el pánico. Luego ya te consuelas "Hay que mentir como supongo que todos harán".
Nos saluda toda la flora y fauna y los caracoles que "no hay que matarlos dice Isabel", según Nikola.
- No, no se matan los insectos ni animalitos, digo yo.
- Sí, y porque son de tu infancia. Y la infancia es un paraíso, según mamá, aclara mi hija.
- Sí, un paraíso perdido, ahora aclaro yo.
Entre tanto llegamos al colegio. Cada uno entra por una puerta distinta, los miro entrar y me voy.
Se oye la campana de la Catedral Nueva y yo la miro desde lejos y sonrío:
- ¡Qué belleza! ¡Qué perfección!
Pienso eso también es el paraíso perdido, la arquitectura de hoy es tan fría y tan distante del hombre...

jueves, 19 de mayo de 2011

UN DÍA CUALQUIERA 3

СРПСКИ:
http://elblogdevesna.blogspot.com/2011/05/3.html
  • en los capítulos anteriores

http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera-2.html
http://noticiasdeserbia.blogspot.com/2011/05/un-dia-cualquiera.html


Si esto fuera EEUU ya me hubieran llamado y me hubieran propuesto que escriba un guión para una serie de estas cutres tipo "Sensación de vivir" o por qué subestimarme algo más profundo. Ejem...
Aquí estoy. Gregoria tiene suerte. Hoy no llueve y se ha marchado rápido, casi corriendo hacia la Catedral nueva a mendigar. En Salamanca siempre hay muchos turistas así que me figuro que no gana mal. ¡Jo, qué envidia! Yo puse un anuncio en una biblioteca que doy clases de inglés, me llamaron varios y a todos les parecía que 13 euros es mucho dinero. Al final toda cabreada a uno le dije: "Perdóna, es que una chacha cobra 10 euros por hora". Y el tío tiene dinero, porque iban a ir todos a Nueva York unos 8 meses y quiso clases particulares para su hija de 12 años. Si a él le parece mucho... Luego puese otro anuncio con las clases de serbio, croata y bosnio. Llamó un pringado que quiso ligar el pobre. El día siguiente me llamó un tío muy raro, me parece que es un chulo putas o algo así porque no estaba interesado en clases ni nada por el estilo sino que empezó a interesarse dónde estudié el español, que cuántos años tengo, que si soy guapa, cuando preguntó eso me di cuenta de qué o más bien de quién se trata y le dije en serbio "Idi u picku materinu", que es algo como ¡Véte al c... de tu madre! y luego añadí en español "¡Véte a tomar por culo, cabrón!"
Nada, no tengo suerte. Y eso de buscar el trabajo por iternet es desesperante, tienes que rellenar unos formularios que es una pérdida de tiempo enorme y al final para nada. No me ha contestado nadie al principio y al final todos que no. ¡Qué alivio! Hubiera aceptado el trabajo de secretaria, eso sí me pagarían bien, pero no es lo mío.
El hijo mayor de Gregoria ha vuelto en su bici. El otro viene detrás y lleva una llanta de coche en su mano y la deja arrimada a la pared de la casa. Se saca un cigarro del bolsillo y se la enciende. El otro articula algo que sólo su hermano lo entiende y este le ofrece un cigarro. Entran los dos a casa.
Carmen, la gitana gorda de la casa de al lado, está tendiendo la ropa encima de los barrotes del balcón. Unas sábanas y ropa de sus hijos. El marido todo cabreado le grita:
- ¡Te he dicho, gilipollas, que me des la cerveza! 
La Carmen, como le llaman el resto de las gitanas del barrio, entra lentamente y vuelve con una lata de cerveza en la mano.
- ¡Estoy harto de ti, y de esta subnormal de tu hija y de tu abuela y de este crío que no para de llorar!- grita que hasta yo le oigo con la ventana cerrada.
It´s just a perfect day, canta Lou Reed, y yo pienso que hoy es un día perfecto pero no para todos...

miércoles, 18 de mayo de 2011

UN DÍA CUALQUIERA 2

Sí, ya voy por el segundo capítulo o sea que lo mío se parece a estos culebrones de México, Colombia, o qué sé yo de que país. Un amigo mío, argentino, Miguel para más señas, me preguntó que por qué no escribo culebrones y según él me haría de oro si lo hiciera.
"Soy más profunda ese es mi problema y no me vendo por la pasta, me gusta el arte por el arte".
- Ya, pero eso no te da de comer. Tienes muchos lectores en internet eso sí, pero nada más. Creo que sé de donde puedes sacar pasta para tu peli, dijo el muy cachondo. ¡De la mafia!
- ¿Hablas en serio?, pregunté yo tomándome un traguito de vodka.
- Oh, sí. Puedes elegir. La mafia rusa, la búlgara y habrá algún serbio también, seguro. Bueno, también hay mafia china, filipina y algunas más pero como sé que te fías más de los eslavos...
-  Qué cachondo eres. Pero tiene su lógica la cosa. Ellos necesitan blanquear su dinero y yo les ofrezco la oportunidad de invertir en el arte. ¡Jer, je!
- Sí, ya veo el nombre de tu película. "La mafia es bella".
- ¿Y por qué no crear una productora con su dinero? Digo, el de la mafia. Necesitan blanquear muuuuuucho dinero.
- Sí, sí. Y la productora se podría llamar "Underground Films".
- Me gusta. Suena potente.
Tomamos unos tragos. Aquél entonces en los bares se podía fumar y me encendí un cigarro.
- Podría escribir una historia basada en la tuya. Fíjate un médico que no encuentra trabajo y trabaja de albañil. ¡Qué triste!
- Soy cardiólogo.
- Bueno, peor.
- Yo hice el Muelle.
- ¿El centro comercial?
- Sí.
- Nunca harán una mejoría del puerto.
- Ya, en esta ciudad...
- Espero irme un día a la península. Aquí estoy lejos de todo. Y los aviones son caros.
- Bueno, yo en la península tengo menos posibilidades aún de encontrar trabajo de médico.
***
De esto pasó mucho tiempo Miguel ahora trabaja de médico de urgencias en dos hospitales en Las Palmas. Yo estoy en la península pero no trabajo en lo mío y sigo intentando hacer una película o encontrar un buen director o directora para mi guión de largometraje.

martes, 17 de mayo de 2011

UN DÍA CUALQUIERA


Sí, la de la foto soy yo. Esto puede parecer culto a la personalidad, pero no es así, más quisiera yo aparecer así en algún periódico o revista de cine. ¡Je, je!
Hoy es un día cualquiera. Sí, uno de esos días que son iguales que la semana pasada y la anterior y la otra... y así... O sea nada nuevo, ni sorprendente, ni emocionante ha sucedido en mi vida. Lo de siempre, vamos. Gregoria, una gitana anciana y viuda desde hace casi un año, se va temprano a mendigar a la puerta de la Catedral Nueva de Salamanca. Sus dos hijos que no dan ni un palo al agua ni se han levantado. Más tarde fisgoneo por la ventana, (no es que no tengo una peli mejor para ver, pero esto parece un documental) que el hijo mayor, el que tiene alguna enfermedad mental, monta su bici, yo le saludo por la ventana, y él se va a dar una vuelta. El otro hijo, el que se fuma unos porros, se pone un gorro en la cabeza, se saca un cigarro del bolsillo y se va alejando lentamente. Ohhh, esto parece una peli de Jimm Jarmusch.

Si yo tuviera dinero me haría de oro, me digo a mi misma. Ya, pero Jimmy es Jimmy y yo estoy sin blanca. Bueno, exagero tengo la RAI, así que no puedo decir que soy una muerta de hambre, algo es algo. En fin... Ya os contaré...

lunes, 16 de mayo de 2011



 

el BLUES DEL INMIGRANTE - SUMADIJA EN MIS RECUERDOS (ШУМАДИЈА)


     El polen está en el aire y eso me recuerda a la arboleda de álamos cuando ibamos a la feria de "Las noches de los pescadores y cocineros (Аласке вечери) en nuestro "Zastava" rojo. Ibamos los cuatro: mis padres, mi hermano Nenad y yo. Yo cantaba por el camino "Cantinera écha más vino (крчмарице још вина наточи)
para que bebamos (да пијемо)
hasta que duren las noches. (све док трају ноћи)
La vida transcurre (Живот тече)
la vida pasa rápido, (живот брзо пролази)
después de la noche (после сваке ноћи)
llega el alba". (зора долази)
Eramos felices porque aquel entonces era más fácil ser feliz. Disfrutabamos de aquellas cenas sabrosas de sopa de pescado y varios pescados rebosados. Comíamos los panecillos recién hechos en horno de leña. Aún hecho de menos la ensalada con aquellos tomates rojos y sabrosos que nada tienen que ver con los bonitos y transgénicos pero sin sabor que compro en "Mercadona". La camarera sonreía y al pasar al lado preguntaba cada poco: "¿Está todo a su gusto?" A veces me pregunto ¿Por qué los camareros de hoy tienen mala leche y apenas sonríen? Pues, porque trabajan 12 horas al día y les pagan una mierda.
Cantaba Toma Zdravkovic y otros cantantes y las noches eran bellas y largas. En el aire olía a pescado y río; a pimentón y guindillas picantes. Papá tomaba su copita de vinjak, mamá agua con gas y mi hermano y yo zumo.
      Por el día papá hacía el pino y se ponía a andar por la hierba con manos y con las piernas en el aire. Nunca supe cómo no se caía y cómo podía hacerlo.
Al volver dejabamos atrás a Sumadija aún durmiendo tan linda que parecía una novia recién casada. También se ondeaba el mar de trigales allí detrás y yo le seguía con la mirada hasta que sólo quedaba un punto amarillo. Y allí se quedó todo: los recuerdos de la música, luego murió el cantante Toma Zdravkovic de cáncer, luego murió mi padre y un par de años más tarde mi madre, así que esto es como el blues aquella triste canción que te rompe el corazón...

___________________________
Sumadija- es la parte central de Serbia, el origen de la palabra es "suma"- bosque- lo que significa, región de bosques

lunes, 9 de mayo de 2011

EL ENTUSIASMO Y LA ILUSIÓN

Vale la pena estar en paro, se está autoengañando. De ese modo su rabia e impotencia de no poder hacer nada para cambiarlo le parece inexistente. Los días de sueño y nostalgia normalmente pasan lentos y apacibles. El entusiasmo y la ilusión se van alternando y así el día se acaba y ni se ha enterado de camino a cama trás haber visto alguna película de la Biblioteca de las conchas. Otra vez ese amargo dolor y otra vez se decía a sí misma: "Esta es la película que me hubiera gustado dirigir". Parece algo imposible y eso le duele. De todas formas hay que seguir intentando aunque te digan cien veces que reciben miles de guiones al día. Habrá uno que le diga que sí y que le asegurará que leerá el guión.
Su afán de perfeccionismo le ha llevado escribir el guión más de lo previsto y lo ha correjido más de lo necesario.
De todas formas el entusiasmo es lo que ella siente por su guión y otra cosa distinta que vive de ilusión que no deja de ser una distorsión de la realidad.
-Me hace ilusión pensar que al señor X le va a gustar mi guión.
- Ya, cariño, pero si todavía no te atreves a mandarlo...
- No, sé...
- Si ni lo has intentado, cómo sabes si es bueno o no. A mí me ha gustado, no hace falta que lo cambies más.
- Dirá que yo no puedo dirigirlo porque no tengo experiencia y... Me hace ilusión dirigirlo.
- Ya, pero cómo te va a dejar dirigirlo tú.
- No sé... sé que es imposible...
Y así el día avanza, el trabajo de casa es aburrido y entre platos sucios y camas sin hacer se deslizan los sueños, las ilusiones y el entusiasmo que van tirando de ella porque si no...

martes, 3 de mayo de 2011

DESANKA MAKSIMOVIC - INQUIETUD (Стрепња)

la poetisa serbia DESANKA MAKSIMOVIC

INQUIETUD (título original: Стрепња)

¡No, no te acerques! Quiero desde lejos
quererte y desear tus dos ojos.
Porque la felicidad es bella sólo mientras se espera
mientras sólo un atisbo da.

¡No, no te acerques! Tienen más cariño
esta dulce inquietud, espera y miedo.
Todo es más lindo hasta donde uno lo busca,
y lo que conocemos sólo por intuición.

¡No, no te acerques! ¿A qué viene eso y para qué?
Tan sólo de lejos todo brilla como una estrella,
desde lejos solamente admiramos todo.
¡No, que no se me acerquen tus dos ojos!

(traducido por Vesna F)

MILOS CRNJANSKI- EL AMANECER DE BELGRADO

MILOS CRNJANSKI
FOTO: VESNA F


EL AMANECER DE BELGRADO

 (del libro de viajes "EL AMOR EN LA TOSCANA")


MILOS CRNJANSKI

EL AMANECER DE BELGRADO

 (del libro de viajes "EL AMOR EN LA TOSCANA")

 
En ninguna parte del mundo se habla tan mal de nosotros como en nuestro propio país. Lo que es peor, en ningún lugar del mundo se permite fácilmente a otra gente que lo hagan como en nuestro país. Por eso, ¿qué clase de gente no derritió su ira, sabiduría y cólera sobre Belgrado? ¿Cuántos de nosotros hay que respiramos la belleza de esta ciudad, que el pueblo tan sólo de vez en cuando, entre tanta  rotura puede presentir?
¿Cuántas ciudades las que figuran en los libros de viajes (...) cuántas villas famosas y conocidas por su pasado y el encanto ya muerto, están lejos de la belleza exuberante y marcada de Belgrado? ¿Cuántos de nosotros hay que sentimos la chispa, que esta ciudad, ya hace mucho tiempo, de todo lo que tiene, derrocha a lo fugaz?
La belleza más antigua de Belgrado, ni se conoce, ni se presiente, ni se busca. Podrían encontrarse ciudades que enseñarían las ruinas de Avala[i], el llamado pozo romano en la ciudad como la antigüedad famosa; Venus Genitrix, encontrada en la ciudad, pondrían en un pilar alto de mármol y la nombrarían zarina romana, tal y tal, de belleza antigua y extraordinaria. A Belgrado, una de las ciudades más antiguas sobre el Danubio y el río Sava, no le importa su pasado para nada y es completamente nuevo.
Su belleza es la más antigua, que se pueda presentir. Es toda despótica y danubiesca. El castillo de piedra se refleja en el agua, donde murieron las ricas galeras turcas de seda, con espadas amarillas y torcidas en forma de media luna, dobladas sobre los cuerpos desnudos de las esclavas. Todo eso en el oscuro verdor de la salceda antigua y las islas; en el arenal moreno. ¿Algún déspota amaba Belgrado con la torre de vigilia en la cima de la colina? ¿Adónde se fue la multicoloridad antigua, constantinoplesca, que debía haberse extendido aquí sobre las aguas? De ella se nos debió haber quedado nuestra primavera notoria y tibia, arrinconada en las calles antiguas y inclinadas, con los frutales detrás de los umbrales, que se pueden encontrar aún.
Los viejos tiempos turcos aún están aquí, en los primeros días soleados de febrero, debajo de los alcázares con la hoguera de las enormes puestas del sol. Alguna que otra chabola con el olor a halwa[ii] y a café aún está callada. La blanca lanza del minarete los está cuidando, pero pasa como pasa todo. De ellos proviene la risa ligera, la benignidad del dejamiento  y  la   sabiduría   del  vino  y   la  conversación, que  se  pueden encontrar en los atardeceres primaverales, mezclados con el olor a tabaco y la belleza hebrea de las mujeres, en los precipicios que conducen hacia el Danubio.
Junto con ellos, está la belleza de los tiempos de Miguel (Mihajlo) y Alejandro (Aleksandar). Algún que otro frutal sobre las ondas de la tierra, más serbio según se va hacia el río Sava, algún viejo umbral y casa de los ricos, aún conserva la timidez y el temor de las ventanas grandes, que dan desde el monte hacia el barrio de Vracar con el verdor hondo de Toscana, en otoño, en los días limpios y airosos. Esa luz de luna, allí sobre las colinas de las viejas calles que ven al río Sava rojizo, la conocen las casas de los tiempos cuando por primera vez silbó el dragón de hierro de Steffenson. Cuántas joyas antiguas, la mansedumbre humana, las penas calladas en esos aposentos luminosos, con grandes ventanas llenas de cielo. Un árbol conserva la familia entera, la maceta de flores está allí ya hace cincuenta años, en el mismo sitio. En las calles cae la sombra de los viejos edificios, colegios edificados con el sudor de los albañiles; los frutales de las familias de oficiales, que llevaban traje de luto por años después de Djunis y Sumatovac. Las familias de oficiales, que crearon esa villa[iii] a través de su pobreza, honra y cortesía.
Un Belgrado sosegado, de empleados y oficiales, creado de la nada, mientras otros masticaron la misericordia de los germanos. Casa por casa, una boda detrás de la otra por la voluntad del padre de familia, la muerte junto con otra muerte por la voluntad de Dios y, las guerras. Desde esas calles se ve a lo lejos el ferrocarril azul de Srem[iv]. De allí venían los colegios, que se edificaban piso por piso, y los libros sellados con los prenúmeros; un amor fanático hacia un estado donde concurrían todos los objetivos. Las guerras tan bellas. Entonces se entrevé el verdor de Vracar desde el otro lado. Y de allí venían. Desde los bosques y los montes, en opanci[v], cuando otra gente iba en babuchas. Bajaban, por no dejarse torcer el cuello, grandes demagogos y diputados.
La gran belleza social de Belgrado de Miguel y Alejandro, junto al cual otras villas, ya hace mucho tiempo, parecen puebluchos. ¿Debe desaparecer aquel Belgrado que sacudía los Balcanes, con sus familias de oficiales y empleados, que pronunciaban su nombre con orgullo, detrás del cual existía una realidad, guerra, los temblores sísmicos subterráneos hasta las islas griegas y, el sufrimiento sinfín? ¿Qué villa nuestra contiene en su pasado esa chispa? ¿No la apagaban los cónsules de Inglaterra, Francia y Rusia? Belgrado tocaba a las puertas de los Balcanes hace ya cien años. Él es corazón de todos que respiran el Mar Adriático y el Mar Egeo. Y si yo escribiese la historia de Moldavia, Rumelia Oriental, hasta de Morea, me encerraría en una de esas viejas casas de familias de oficiales y empleados, que dan hacia el río Sava. ¿No parecería la historia de Belgrado, junto con la historia de las ciudades innumerables de su alrededor, una colección extraordinaria de retratos de gobernadores, diplomáticos y caudillos?
*
Se habla de cultura. Belgrado, ya hace cien años, sabe mejor que otros, que son los buenos modales. Y en cuanto a las escuelas, ¿quién estuvo en las escuelas francesas, alemanas en el Rhein, en las ciudades antiguas de Polonia y Chequia? ¿Cuyos nombres están inscritos en San Petersburgo y Moscú? Si entro en las atardeceres nevadas de Viena, si irrumpo en la niebla de Londres, París, si leo la historia de Bucarest, si bajo hacia Constantinopla, los hilos como telaraña me conducen todos al corazón de Belgrado. No hay villa alguna en Europa que había sido tan vinculada a otras y que había movido las marionetas de otros como Belgrado. Hace ya cien años, que la historia de Belgrado es una sucesión extraordinaria de personajes y escenas, europeos, más interesantes, más sofisticados por su contenido, que en cualquier otro lugar. ¿Los estudios de los alumnos, la historia de los liceos, y las escuelas de los estudios superiores de Belgrado, no es todo nuestro pasado literal y social? ¿Quién de nuestros hermanos queridos nos enseñó? La historia del ejército, de los cuarteles militares de Belgrado, sería un ensayo hermoso, que no podría escribirse de muchos otros ejércitos. La vida de Belgrado es una novela, ya hace mucho tiempo, desde que muchas de nuestras ciudades eran puebluchos.
Belgrado es una chispa, que arde ya hace mucho tiempo.
*
Belgrado de Mihajlo, Aleksandar y Milan (el conde serbio, y los dos reyes serbios) es una villa peculiar con una historia tormentosa. En su espíritu tiene tanto de modernidad, que hay pocas villas que le igualan. La galería de pinturas, retratos y caracteres extraordinarios y únicos de nuestros reyes cuando se retratan se parecen a los ingleses. Leyendo los orígenes y el desarrollo de nuestra artillería supone un disfrutar profundo como en los ensayos sobre los tiempos de Washington.
Belgrado tiene la verdadera sofisticación, que se deriva de las ofensas inmerecidas. La sociedad durante las guerras turcas, la gente para los tiempos juveniles, están llenos de un sentimiento del tacto europeo. Nadie había ofendido Belgrado en sus momentos amargos, a nadie le había adulado.
Se habla de la honra. La villa donde no hay ni una familia que no miraba a su abuelo o padre, hermano o hijo, como sonríe pálidamente en los grillos, tan sólo por cuestiones de la honra. ¿No tiene cada familia a alguien que habló en un acto público, o en la calle; a alguien que luchó en los campos de batalla, o en un enfrentamiento, con la frente levantada y sin moverse, por su palabra, por su nombre, por sus convicciones? ¿No les parecían, durante las guerras, esas gentes, a las inglesas, unos simples campesinos de perfil de señores? ¡Al corazón de toda esa gente sencilla, de cepa campesina y de cuerpo inmaculado, ya hace mucho tiempo, concurre todo nuestro amor, de todos nuestros lugares!
En nuestro estado tan sólo Belgrado es mundial de verdad. Es una chispa, ya hace mucho tiempo. Se le brindan todas las posibilidades. Ya ha visto todo y no tiene nada que temer. Es tan entrañable que a su lado las demás ciudades parecen ridículas y soberbias.
El Belgrado antiguo desaparecerá con sus frutales, con sus liceos antiguos y sus ventanas quietas. Desaparecerá aquel Belgrado de antes de la guerra, que se retiró en la calle de la Corona (Krunska ulica), en el barrio de Vracar. Belgrado de los atardeceres calurosos y de lilas, de las casas con frutales, de la juventud llena de preocupaciones por la Serbia Antigua. Belgrado que hizo cosas que nadie en Europa se atrevía ni siquiera a soñar, todo ardiente y vívido, bello en su juventud y en sus amistades.
Belgrado[vi] que viene es aún más bello. Sin embargo nada le ata. Está allí y se está construyendo como si toda la tierra estuviera vacía. En sí mismo encuentra sus modos y sus leyes, está allí y está bañado por el sol, sobre el río Sava. Hace tiempo ya, que el escritor Branko Copic le denominó "el cisne blanco".
En muchas ciudades capitales de Europa el espíritu no es tan cálido, incorrupto, y entusiasta como el de Belgrado. ¡Qué bello es su perfil cuando se observa desde los bosques de Kosutnjak! ¡Qué hermoso es su cuerpo cuando se mira desde el aire! Es joven, tormentoso y extraordinario. Su perfil es todo montañoso, como esa Serbia azul a sus espaldas. Está formada por altiplanicies, y es dura. ¡Cuánto vacío sobre sus ríos para sus puentes, cuánta hondura en él[vii] para sus fortalezas!
En sus gentes no hay nada mezquino, ni sórdido. La vida se perdió tantas veces, los queridos tantas veces se despedían, así que resulta todo una gran incertidumbre y Dios. Y los cocheros de los carros de caballo, cuando quieren alegrarse, se paran en la mitad de la carretera y cantan.
En el alma de esa villa no hay ni pavor, ni maldad, ella viaja en sus rocas de montes en su chepa, sobre los ríos hacia lo azul de los horizontes. El cielo grande y las nubes lejanas la adelantan, sin cesar. 
Traducido por: Vesna F




[i] Monte en Belgrado (Nota del Traductor).


[ii] Pastel turco hecho de hojaldre, con nueces y uvas pasas, cubierto con sirope (Nota del Traductor).


[iii] Cuando el Autor escribió este cuento Belgrado era todavía una villa (Nota del Traductor).


[iv] Región en Vojvodina, en el norte de Serbia  (Nota del Traductor).


[v] Tipo de calzado de piel de cerdo encorvado hacia arriba (Nota del Traductor).


[vi]  Se refiere a Belgrado Nuevo (Nota del Traductor).


[vii] Se refiere a Belgrado (Nota del Traductor).
Mihajlo - era un conde serbio; la calle principal lleva su nombre- Knez Mihajlova ulica, se encuentra en el centro de Belgrado
Aleksandar - era un rey serbio
Kosutnjak- un barrio de Belgrado