lunes, 24 de marzo de 2014

POEMAS ÉPICOS SERBIOS


POEMAS ÉPICOS

 

EL CICLO DE KOSOVO

LOS PERESONAJES DESTACADOS:
 
       personaje épico:    personaje histórico:

*Boško Jugović               -
* Vuk Branković         Vuk Branković (?-1397)
* Jugović Vojin               -
* Musić Stevan          Musić Stevan
* Orlović Pavle          Orlović Pavle
* el Zar Lazar            Lazar Hrebeljanović (1329-1389), el conde de Raška
* la Zarina Milica       la condesa Milica Hrebeljanović

LOS PERSONAJES EXTRANJEROS:

* el Zar Murat           sultan Murat I

LOS PERSONAJES MENOS DESTACADOS:

* el verdadero siervo      el siervo de Musić Stevan
* la muchacha de Kosovo        -
* el siervo Goluban         el siervo del conde Lazar
* el siervo Milutin           el siervo del conde Lazar

LOS PERSOANAJES CUASI-HISTÓRICOS:

  • * Kosančić Ivan   
    * Toplica Milan

PASTEL DE CALABACÍN- entrante serbio

PASTEL DE CALABACÍN


INGREDIENTES:
4 cucharas de harina de maiz
4 cucharas de harina de trigo
2 dcl.de yogur
pizca de sal
4 huevos
1 sobre de levadura en  polvo

1 taza pequeña de aceite
1 calabacín grande
pimienta negra

Batir huevos. Agregar yogur, las dos harinas y levadura, aceite, un poco de pimienta negra y calabacín  rallado.
Remover todo con la cuchara de madera. La masa no debe ser ni muy espesa ni muy líquida.  
Verter en una fuente engrasada y hornear a 200º grados hasta que se ponga rojizo.




fuente: www.mirinirecepti.rs

domingo, 16 de marzo de 2014

BAJADERE- pastel serbio

fuente: www.mirinirecepti.rs




BAJADERE

I CAPA:
Hervir 300 gr. de azúcar con un vaso de agua unos 6 minutos.
Luego agregar 125 gr. de mantequilla, 200 gr. de chocolate y 200 gr. de galletas molidas.



II CAPA:
Hervir 300 gr. de azúcar con un vaso de agua.
Agregar 125 gr. de mantequilla, 250 gr.de nueces molidos y 200 gr. de galletas molidas. 


Primero ponemos la primera capa y luego la segunda. Por último cubrimos las dos capas con una glasura de chocolate.  
Cuando se enfría cortamos en dados. 

 

jueves, 13 de marzo de 2014

EL ZAR LAZAR Y LA ZARINA MILICA- poema épico




 

ZAR LAZAR Y ZARINA MILICA

 

 

EL ZAR LAZAR Y LA ZARINA MILICA

 

El zar Lazar se sienta a cenar,

a su lado zarina Milica;

y le dice zarina Milica:

“Zar Lazar, la corona serbia de oro,

mañana te marchas a Kosovo,

y contigo llevas siervos y duques,

en el palacio no dejas a nadie,

Ay, Lazar, rey de las cabezas varoniles

si pudieras llevar una carta

a Kosovo y a devolverla;

Tú llevas mis nueves hermanos queridos,

nueve hermanos, los nueve son Jugović,

Déjame por lo menos uno,

un hermano para su hermana por el juramento”.

El conde serbio Lazar a ella se dirige:

“Mi señora, zarina Milica,

¿qué hermano es tu preferido

para dejarlo en la corte blanca?”

“Déjame a Boško Jugović”.

Le contesta el conde serbio Lazar:

“Mi señora, zarina Milica,

cuando mañana nace el día blanco,

raya el alba y el sol asoma,

y las puertas se abren a la ciudad,

tú sal en la reja,

por allí pasará la compañía

todos los jinetes con lanzas militares,

el primero Boško Jugović

el que lleva bandera con cruz;

De mi parte dale la bendición,

que le deje la bandera al quien él quisiera,

en el palacio se quede contigo”.

El día siguiente cuando nació el alba,

se abrieron las puertas de la ciudad,

la zarina Milica salió,

ella salió a la ciudad, a la reja,

Mas apareció la compañía

los jinetes todos con lanzas militares,

el primero es Boško Jugović

en caballo con montura de oro,

cubrióle todo la bandera,

en la bandera manzana de oro,

de manzana salen las cruces de oro,

las orlas de oro cuelgan de las cruces

y el pecho de Boško golpean;

Se acercó zarina Milica,

cogió de las riendas al caballo,

en un abrazo se fundió con su hermano,

Empezó a susurrarle en voz baja:

“Ay, hermano, Boško Jugović,

el zar te me regaló,

para que no te marches a la batalla de Kosovo,

te bendijo para que dejaras

la bandera a quien tú quisieras,

para que te quedes conmigo en Kruševac,

para que yo tenga un hermano por el juramento”.

Mas contesta Boško Jugović:

“Vete hermana a la torre blanca;

yo no volvería ni la bandera soltaría

aunque el zar Kruševac me regalara;

para que no me digan los compañeros:

¡Mira el cobarde de Boško Jugović!

No se atrevió a marchar a Kosovo

para la cruz honrada derramar su sangre,

dar su vida para la fe cristiana”.

Y sacóle al caballo a la reja.

Mas por allí viene el viejo Jug-Bogdan

y tras él van los siete Jugović,

a los sietes los detenía uno por uno,

mas ninguno ni caso le hizo.

Un poquito se detuvo el tiempo,

Por allí viene Jugović-Vojin,

llevando “los yedekes”1 del zar

cubiertos con mantón de oro,

debajo del mantón cogió al conde

sus manos le puso en el cuello

empezóle a decir también:

 “Ay, hermano, Jugović-Vojin,

el zar te me regaló,

te bendijo para que dejaras

al “yedek” a quien tú quisieras,

a quedarte conmigo en Kruševac,

para que yo tenga un hermano por el juramento”.

Le contestó Jugović -Vojin:

“Vete, hermana a la torre blanca;

no volvería el héroe

ni soltaría “los yedekes”,

aunque supiera que iba a perecer;

yo voy hermanita a Kosovo llano

para la cruz honrada derramar mi sangre,

dar mi vida junto con mis hermanos para la fe cristiana”.

Mas él sacó al caballo a la reja.

Vio eso la zarina Milica,

sobre la piedra fría se cayó,

se cayó y conocimiento perdió.

Mas por allí viene el célebre Lazar,

Cuando vio a señora Milica

las lágrimas se derramaron por las mejillas;

dio una vuelta de derecha a izquierda

y llamó a su siervo Goluban:

“Goluban, mi siervo leal,

vete tú con el caballo cisne

con tus manos blancas coge a tu ama,

llévatela a la torre delgada;

Yo te doy el perdón de Dios,

no te vayas a la batalla de Kosovo,

mas quédate en la corte blanca”.

Oyó eso el siervo Goluban

Oyólo y por el rostro blanco derramó lágrimas,

Y montó al caballo cisne

Cogióla en sus manos blancas,

Se la llevó a la torre delgada;

Mas no pudo resistir su corazón

y no ir a la batalla de Kosovo,

Así que regresó a su caballo cisne,

Le montó y a Kosovo se marchó. 

Cuando por la mañana amaneció,

Vinieron dos mirlos negros

de Kosovo, campo ancho,

se cayeron en la torre blanca,

justo en la torre del célebre Lazar,

uno chirría, mas el otro habla:

“¿Esto es la torre del célebre conde-Lazar

o es que en la torre no hay ni un alma?”

No lo oyó nadie salvo zarina Milica,

y sale delante de la torre blanca,

preguntas hace a los dos mirlos:

“¿Ay, por Dios, mirlos,

de dónde venís esta mañana?

¿No será de Kosovo Polje?

¿No habéis visto dos ejércitos magníficos?

¿Se habrán peleado los ejércitos?

¿Qué ejército triunfó?

Mas le hablan los dos mirlos negros:

“Ay, por Dios, zarina Milica,

nosotros venimos de Kosovo llano,

y sí vimos dos ejércitos magníficos;

los ejércitos lucharon ayer,

los dos zares perecieron;

de los turcos quedaron algunos,

¡y de los serbios no quedan más que

heridos y ensangrentados!”

Y así hablando por allí llegó el siervo Milutin,

La mano derecha lleva en la izquierda,

Y él tiene diecisiete heridas,

todo el caballo lleno de sangre;

A él se dirige señora Milica:

“¿Qué pasó, pobrecito, siervo Milutin?

¿Será que habrás traicionado a tu zar en Kosovo?

Mas contesta el siervo Milutin:

“Bájame del caballo andante,

lávame con agua fría,

dame vino tinto;

¡duras heridas a mí me sucumben!”

Le  bajó la zarina Milica,

con el agua fría le lavó la cara

y le regó con el vino tinto.

Cuando el siervo volvió en sí

le preguntó la zarina Milica:

¿Qué pasó en Kosovo Polje?

¿Dónde pereció el célebre conde Lazar?

¿Dónde pereció el viejo Jug-Bogdan?

¿Dónde perecieron los nueve Jugović? 

¿Dónde pereció el duque Miloš?

¿Dónde pereció Vuk Branković?

¿Dónde pereció Banović Strahinja?”

entonces el siervo empezó a narrar:

“Todos quedaron, señora, en Kosovo.

Donde pereció el conde Lazar

allí hay muchas lanzas rotas,   

lanzas rotas las turcas y las serbias,

más serbias que las turcas,

defendiendo, señora, a su amo,

a su amo, el célebre conde Lazar.

Y Jug, mi señora pareció

al principio, en el primer enfrentamiento.

Perecieron los ocho Jugović,

allí donde el hermano no quiso traicionar a su hermano,

mientras un soplo de vida les quedaba;

Aún queda Boško Jugović,

La bandera de cruz ondea en Kosovo;

aún está persiguiendo a los turcos en grandes números,

igual que halcón palomas persigue.

Donde había sangre hasta las rodillas

Allí pareció Banović Strahinja.

Miloš, señora, pereció

donde Sitnica, el agua fría,

donde muchos turcos perecieron;

Miloš asesinó al zar turco Murat

y doce mil turcos;

¡Que Dios le perdone a la que le dio vida! 

Él dejó un monumento para el pueblo serbio

para que se hable y se narre

hasta que exista el ser humano y hasta que exista Kosovo.

¿Por qué preguntas por el maldito Vuk,

maldita sea la que le dio la vida!

¡Maldito sea su estirpe y su descendencia!

¡Él traicionó al zar en Kosovo

y llevó a los doce mil turcos,

mi señora, a la vil coraza!”.   

    
 


1
YEDEK, YEDEKES – en el original  “jedek” – caballo de reserva.
 La “j” en serbio se pronuncia “y”, como en la palabra “yugo”.
 
 LA TRADUCCIÓN: VESNA ILIJINA
 
 

jueves, 6 de marzo de 2014

SERBIO PARA HISPANOHABLANTES 11

LA CASA DE LA JUVENTUD en Belgrado


MOJA PORODICA (Mi familia)

otac-padre                                        majka - madre
tata- papá                                         mama- mamá
             
brat- hermano                                   sestra- hermana

sin- hijo                                            ćerka- hija

deda/deka- abuelo                            baba/baka- abuela

zet- marido de la                              snaja- esposa del hijo
hija


brat od strica-                                 sestra od strica- prima
primo


brat od ujaka-                                 sestra od ujaka- prima
primo

stric- tío, hermano                            strina- tía, su esposa
del padre

tetka- tía- hermana                          teča- su marido  
de la madre

ujak- tío, hermano                            ujna- tía, su esposa
de la madre

unuk- nieto                                      unuka- nieta


svekar- padre del                              svekrva- madre del marido
marido- suegro

tast- padre de                                    tašta- madre de la esposa- suegra
la esposa

dever- hermano                                deveruša- su esposa
del marido

sestrić- hijo de la                              sestričina- hija de
hermana-(sobrino)                            la hermana(sobrina)

bratanac- hijo del                             bratanica- hija del hermano
hermano (sobrino)                           (sobrina)


ENTRADAS ANTERIORES:http://guionistaserbia.blogspot.com.es/search/label/idioma%20serbio

lunes, 3 de marzo de 2014

SERBIO PARA HISPANOHABLANTES 10

la calle de Knez Mihajlo en Belgrado



LOS PRONOMBRES, PRONOMBRES Y ADJETIVOS POSESIVOS-
ZAMENICE, PRISVOJNE ZAMENICE I PRIDEVI 

JA (yo)
TI (tú)
ON, ONA (él, ella)
VI (usted)


MI (nosotros)
VI (vosotros)
ONI, ONE (ellos, ellas)

Como se puede apreciar "usted" y "vosotros" tienen la misma forma.

SINGULAR:
Ja sam učiteljica. (Yo soy maestra)
Ti si doktor. (Tú eres médico.)
On je kuvar. (Él es cocinero.)
Ona je konobarica. (Ella es camarera.)
Vi ste muzičar. (Usted es músico.)

PLURAL:
Mi smo konobari. (Somos camareros.)
Vi ste učenici. (Vosotros sois alumnos.)
Oni su inženjeri. (Ellos son ingenieros.)
One su pevačice. (Ellas son cantantes.)


EL JURAMENTO DE KOSOVO Y SUS MANIPULACIONES

El juramento de Kosovo y sus manipulaciones

Zoran Pavlović

el conde Lazar

Los sucesos bélicos a finales de siglo XX, entre otros, han creado un nuevo cliché  – los serbios se han convertido en "el pueblo celestial".
El fragmento de los poemas épicos erróneamente citado se ha convertido en herramienta con la cual se ha querido destacar la pertenencia nacional y la supremacía del pueblo serbio sobre otros, sobre todo aquellos que han sido enfrentados directamente en la guerra civil, lo que venía bien a las estructuras de izquerda gobernante. Además de este, otro motivo más ha sido usado como modo de desacreditar los políticos que no pensaban lo mismo - el motivo de la traición de Vuk Branković. Algunos protagonistas de la escena política se denominaban los Branković por parte de aquellos que no han demonstrado que son mejores ni que entienden el sentido del juramento de Kosovo. Incluso  si tienen razón, los que se toman el derecho de llamar a alguien traidor, tienen que  demostrar con su propio ejemplo cómo se defiende la tierra y cómo se sacrifica por la patria, cómo se siguen los ideales eternos que contiene la fe ortodoxa. Eso en este caso no hubo, sino sólo la retórica vacía para el barato beneficio político. Estos dos motivos sacados de contexto, sin la  explicación cristiana, pudieron engañar a los votantes anafalbetos religiosos, con lo cual se dañaba no sólo políticamente, sino también el auténtico juramento de Kosovo, que de ese modo se malintepretaba y seguía siendo desconocido para el pueblo serbio. 
Esa retórica equivocada ha sido recibida con alegría por parte de aquellos en el lado antinacionalista, los representantes del espíritu cívico a quienes se les pone la piel de gallina sólo con mencionar a santo conde Lazar y Kosovo, y para los quienes todo el terror de los conflictos balcánicos empezó con el despertar del nacionalismo serbio. Tanto los años 90 como hoy, les molestaban los que se decalaraban a favor de Kosovo, y además hoy día Kosovo para ellos es un estorbo en el camino hacia un futuro "mejor y más feliz" en el abrazo de los pueblos "desarrollados" europeos. Los de la educación comunista y anacional, es decir absolutos  anafalbetas nacionales y religiosos,  han usado y usan el latigillo "el pueblo celestial" para burlarse de los que están a favor de Kosovo y mofarse de los cimientos del pensamiento nacional serbio. Dirigiéndose al pueblo anafalbeto, con facilidad encontraron sus seguidores que aceptaron sus mofas cívicas de aquello que para nuestros antepasados valía la vida. Así que, gracias a la nomenclatura socialista y los ideólogos cívicos, el juramento de Kosovo era y es condenado a permanecer al margen de los pensamientos ideológicos, lejos de los pueblos, y sobre todo de la juventud.

LA FE EN CRISTO, NO EL MITO
El juramento de Kosovo significa cómo los serbios viven el cristianismo, el testimonio que los héroes de Kosovo han equiparado su destino con Jesucristo, al igual que todos los que más tarde escribían los poemas del ciclo de Kosovo y todos aquellos que  transmitían esos poemas de generación en generación, los que los cantaban con "los gusle" (instrumento en forma parecida a una guitarra, de una sola cuerda) en las noches del reinado turco, y todos aquellos que los escuchaban con la esperanza de tener un mañana mejor. Asi se fundaba la identidad nacional serbia, basada en la fe cristiana en la Resureción. Al igual que Cristo ha resucitado, y al igual que los muertos resucitarán, así los serbios creían que resucitarán y el subyugado pueblo serbio un día será libre. Los serbios perecían al igual que Jesucristo perecía, Kosovo se convirtió en Viernes santo serbio, después del cual viene inexorablemente la resurección, es decir la liberación nacional. 
Para la interpretación cristiana de la batalla de Kosovo no tiene importancia ninguna si Vuk Branković traicionó o si hubo o no hubo traición, lo cual es el tema favorito de los historiadores,  lo que se resolvió en la ciencia ya en el siglo XIX. Para la comprensión de la identidad cristiana serbia es esencial comprender que el poeta popular y todo el pueblo que esos poemas aceptaba y transmitía a futuras generaciones como suyas, tomó el personaje de Vuk Branković como el personaje del traidor Judas. Si no existiera Branković, ese papel haría otro, porque alguien tenía que hacerlo. Además de eso, en los poemas en algunos lugares claves se hizo paralela entre la historia de Jesucristo del Nuevo testamento – Lazar es el seguidor de Cristo que perece por el salvamento de su pueblo, La cena de los condes (Kneževa večera) es una copia de la Última cena, y la muchacha de Kosovo que cura las heridas de los héroes, se parece a las mujeres que van el domingo a la tumba de Jesús. 
Toda esa historia el pueblo serbio aceptó como su destino, con lo cual testificó su fe en Nuestro Señor Jesucristo y Su Resurección. Esa historia ha sido durante siglos fuente de  tendencias de liberación del pueblo serbio, hasta la batalla de Kumanovo en 1912.

LA FE CRISTIANA
 
La continuidad del juramento de Kosovo a lo largo de nuestra historia es un claro testimonio de nuestra fe cristiana. Lo mismo opina uno de los más grandes historiadores serbios Radovan Samardžić: "Un juramento así y una elección así no son ni leyenda ni mito, sino una idea profundamente cristiana, que dentro de la necesidad vital, aceptó un pueblo verdaderamente religioso". Sin embargo a pesar de todos los  testimonios históricos refutables que afirman esa tesis, hay gente que interpreta este tema de manera distinta. Ellos se empeñan en negar la importancia de juramento de Kosovo declarando que es un mito, conforme el racionalismo ateista moderno, a quienes molesta la fe y todo lo que es de carácter cristiano, lo cual, por supuesto, crea el deseo de destruir las huellas cristianas, lo cual se produce con la interparetación errónea. Para los ateos Nuestro Señor Jesucristo no es Dios y Hombre, sino el fundador de una religión en la cual ellos no creen, porque no pueden ver a Dios con sus ojos y entender con su intelecto. Algunos incluso dudan de la existencia de Dios. Lo que sigue es que el poeta popular estaba equivocado y así equivocado inventó el relato en el que creían algunas masas incultas del pueblo. Hoy en día, según ellos, son otros tiempos, la ciencia ha progresado, "está demostrado" que Dios no existe, y por consiguiente el juramento  de Kosovo es sólo un mero mito, que a finales del siglo XX nos ha traido muchos males porque ha sido causa de guerras, de la agresión serbia y muchas más cosas. Según ellos, el pueblo serbio,  si quiere un mañana mejor tiene que renunciar a ese "mito" urgentemente, y eso significa y se interpreta también renunciar su fe, porque ese "mito" no es otra cosa que la verdadera vivencia de la viva fe. Eso es otro testimonio más del agresivo ateismo de los neojacobeistas, que a través de los ataques al juramento de Kosovo atacan al cristianismo también, con lo cual se desnuda su empeño por las libertades de la fe, lo que en realidad significa la libertad dentro de los confines del portal de la iglesia, y no el testimonio activo de la Iglesia en la sociedad. Entonces eso ni siquiera es la libertad.

"EL PUEBLO CELESTIAL"

Para subrayar el argumento que es sumamente necesario que nos anclemos a la tierra sirve también y la interpretación equivocada de la elección, de Santo conde Lazar y los héroes de Kosovo, del Reino celestial. Los intérpretes ateistas  desconocen su significado, mas tienen como fin de convertirlo en una farsa. Para ello han usado el latigillo "el pueblo celestial" , que debe confirmar todo sinsentido del juramento de Kosovo y la necesidad de su rápido olvido. Desde el punto de vista de un ateo, que no cree en la resurección de los muertos y la vida después de la muerte, la elección del conde Lazar es verdaderamente absurda, así que es imposible explicar a gente así el sentido del sacrificio de Lazar. Pero, es fatal el hecho de que ellos difunden sus opiniones y dejan nuevas generaciones de la juventud en la ceguera intelectual. El pueblo anafalbeto religioso, atado a los valores materiales de este mundo, tiende a creeer en todo aquello que se le sirve a través de los medios de comuncación y por consiguiente creen también en la interpretación ateista del termino "el pueblo  celestial". A las clases gobernantes de los años 90 ese latigillo servía para levantar la conciencia nacional, pero de forma equivocada, porque aparte de enorgulleserse por ser el pueblo "celestial", de donde se deduce que otros están por debajo de nosotros, no han conseguido nada, tan sólo han hecho más profundo el vacío intelectual en el cual el pueblo se encontraba. Los ideólogos de la visión liberal - cívica del mundo  se burlaban de ese latigillo abiertamente, porque ¿cómo alguien a finales de siglo XX y principios de XXI puede creer en una cosa así? 
No tienen razón ni unos ni otros. Según la interpretación de  obispo vladike Atanasija Jevtića, el verdadero significado de la elección de santo conde Lazar  del Reino celestial es el cumplimiento del mensaje de Jesús a sus discípulos: "Pedid primero el Reino de Dios y Su justicia, y el resto se os añadirá todo". Eso significa que el cristiano aquí en la tierra tiene que pretender la justicia y verdad de Dios, cumplir los mandamientos de Dios, vivir la vida litúrgica. Esas son las bases de la fe que los serbios recibieron el la segunda mitad del siglo IX , la fe que ha asentado San Sava con sus obras y que con sus muertes han testificado los héroes de Kosovo. El santo conde Lazar y sus soldados eligieron el Reino celestial mucho antes de la batalla de Kosovo, viviendo según la fe cristiana, lo que se representa en la tradición épica con la eucaristía en la iglesia de Samodreži. Después de eso se fueron a la batalla para demostrar de ese modo también que son verdaderos cristianos, que no temen la muerte porque creen en la resurección de los muertos, que Nuestro Señor Jesucristyo es su único Camino, Verdad y Vida, cumpliendo así los dos  mandamientos más grandes de Jesús  – ama a tu Señor y ama a tu prójimo, es decir defendiendo a Europa cristiana y defendiendo a sus prójimos, mas no hay mayor amor que cuandoa alguien da su vida por sus prójimos. El pensamiento cristiano era no sólo según los poemas épicos, sino según todas las fuentes históricas, habitual para la sociedad medieval, y de ese modo pensaban y las generaciones venideras serbias. Es decir, el sentido de la elección de Kosovo no signaifica que los serbios son "el pueblo celestial" que no está escrito en nigun poema épico, sino que la generacion serbia de aquél entonces  desde el gobernador santo conde Lazar hasta el sirviente  Milutin han elegido el Reino celestial, es decir la vida en Cristo en este y en otro mundo. Con otras palabras, los serbios no son por la definición "el pueblo celestial", sino que cada serbio elige o no durante su vida el Reino celestial, y de modo que vive o no vive la vida litúrgica en la Iglesia de Cristo, tomando o no la eucaristía, cumpliendo o no los mandamientos de Dios. Y aquellos que han vivido y viven la vida litúrgica – en la edad media bajo el imperio turco, en el siglo XIX o hoy, nunca dirían de sí mismo que son "el pueblo celestial", sino que apocados en una esquina de la iglesia se arrepentían y trataban de conseguir la tranquilidad y la paz cristiana. El justo pensamiento cristiano excluye el orgullo que causa el latigillo "el pueblao celestial" y está en contra de cualquier egoismo, de donde se deduce que el latiguillo "el pueblo celestial" totalmente opuesto a la elección cristiana del Reino celestial. 
No todos los serbios siempre elegían el Reino celestial. Somos testigos que en el siglo XX hasta hoy día, había muchos serbios desde comunistas hasta los demócratas cívicos, que se mofaban de eso y abiertamente con palabras y obras elegían el reino terreste, el reino material y corrupto, sin pensar en el pecado y la eternidad y disfrutando de muchas maneras.  Las consecuencias lógicas de una vida así sin Dios es la caída de la moral que es obvia. 

A FAVOR DE KOSOVO 
No es nuestra intención de imponer a alguien que cree en la Resureción de Jesús ni que sige los ideales de santo conde Lazar y  los héroes de Kosovo, los poetas populares y todos aquellos que escuchaban esos poemas y los transmitían a sus hijos en vez del alfabeto. Pero, por el otro lado, es triste que los malintencionados falcifican la verdad histórica, y ella nos dice que nuestros antepasados eran profundamente religiosos y que esa religiosidad los daba furerzas para aguantar las tentaciones más duras, lo que puede y debe ser el ejemplo a seguir para las nuevas generaciones. Es triste que aquellos que no creen en los ideales de Lazar menosprecían el juramentoa de Kosovo, que denominan mito la verdadera fe en la Resureción de Nuestro Señor Jesucristo, es decir un invento, que, en una palabra, cambian la identidad nacional del pueblo serbio, tratando de  convertirlo en una masa anafalbeta que aceptará sin rechistar la nueva ideología  cívica y de ese modo se pierde en un mundo sin los ideales cristianos y nacionales. Lo que han empezado los comunistas, han continuado los liberales cuasidemócratas, y unos y otros provienen de la misma fuente ideológica  – ateisa y materialista.
Mas todos esos pensamientos tristes tienen corta vida. Vivirá este pueblo, y vivirá el juramento de Kosovo, tal y como ha escrito  Radovan Samardžić: "La elección de Kosovo es el rasgo más profundo que describe el carácter común de los serbios. Si a ese pueblo, como se quiso muchas veces, de su conciencia histórica se saca a la fuerza la tradición sobre Kosovo, eso ya no será el mismo pueblo. Él quedará inválido intelectual. Parece que, sin embargo, las raices de la autoconciencia serbia, enredándose, han crecido en la tierra de Kosovo y que, después de la arada más profunda, alguna pequeña raíz sin embargo sobrevivirá ese mal de antaño y sacará nuevos brotes".
En consonancia con esto es el mensaje a todos nosotros que hoy creemos en los ideales de Lazar a ser preparados, con nuestro propio ejemplo, a comfirmarlo cada día, en paz y en la guerra.

 
traducción: VESNA ILIJINA





© ORTODOXIA, Todos los derechos reservados. Dirección de este texto en internet es:  http://pravoslavlje.spc.rs/broj/1013/tekst/kosovski-zavet-i-njegove-zloupotrebe/

domingo, 2 de marzo de 2014

EL TEMPLO DE SAN SAVA - fotos

 
 
 
 
 el monumento de Karadjordje


un cuadro de Karadjordje Petrovic
ver sobre Karadjordje Petrovic:
http://es.wikipedia.org/wiki/Kara%C4%91or%C4%91e_Petrovi%C4%87



el interior del templo





el templo por la noche



vista aérea, a la derecha la Biblioteca nacional, al fondo el estadio de fútbol club Partizan




el interior del templo


 
las fuentes delante del templo
 
 
 
 
 

sábado, 1 de marzo de 2014

TEMPLO DE SAN SAVA

Templo de San Sava

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Templo de San Sava
Храм светог Саве
Hram Sv. Save 007.JPG
TipoCatedral
AdvocaciónSan Sava
UbicaciónBelgrado,
Bandera de Serbia Serbia
Coordenadas44°47′53″N 20°28′08″E / 44.79806, 20.46889
Uso
CultoIglesia ortodoxa
OrdenIglesia ortodoxa serbia
Arquitectura
Construcción1935-presente
Estilo arquitectónicoserbo-bizantino
www.hramsvetogsave.com
El Templo de San Sava (Serbio: Храм Светог Саве o Hram Svetog Save) en Belgrado, Serbia es la iglesia ortodoxa más grande de Europa y una de las más grandes del mundo. El templo está dedicado a San Sava, fundador de la Iglesia Ortodoxa Serbia y una figura importante en la historia medieval Serbia.[1] Está construido en el municipio de Vračar, sobre el lugar donde presuntamente sus restos fueron incinerados en 1595 por los turcos otomanos. La construcción del templo, que comenzó en 1935 y aún no ha terminado, es financiada solamente por donaciones.


Historia


Interior del templo: vista de la cúpula principal y de varias de las semicúpulas sobre las que se asienta.

Trescientos años después de la incineración de los restos de San Sava, en 1895, la Sociedad para la Construcción del Templo de San Sava en Vračar fue fundada en Belgrado. Su meta era construir un templo sobre el lugar de la cremación. Una pequeña iglesia fue construida en el futuro emplazamiento del templo, que después fue trasladada para iniciar su construcción. En 1905, se presentó un concurso público para buscar el diseño de la iglesia; sin embargo, los únicos cinco proyectos presentados fueron rechazados al ser considerados de insuficiente calidad.
Las Guerras de los Balcanes (1912-1913) y la Primera Guerra Mundial (1914-1918) paralizaron temporalmente el proyecto, que se retomó en 1919. En la propuesta de 1926 se presentaron 22 proyectos, resultando elegido el presentado por el arquitecto belgradense Aleksandar Deroko. La construcción se inició el 10 de mayo de 1935, 340 años después de la incineración del santo. En 1941, con motivo de la Segunda Guerra Mundial y el Bombardeo de Belgrado por la Luftwaffe se paralizaron de nuevo las obras, siendo utilizado el templo durante la guerra como almacén y aparcamiento.

Vista nocturna de la fachada frontal del edificio.

Vista aérea: se puede apreciar a su lado la Biblioteca Nacional y, al fondo, el Estadio Partizan.

En 1958 el Patriarca Germán reactivó la idea de culminar el templo. Tras 88 solicitudes de continuación de la construcción y, tras muchas negativas, el permiso para terminar la construcción fue concedido en 1984, siendo Branko Pešić el elegido como nuevo arquitecto de la iglesia. Se renovaron los proyectos originales para hacer un mejor uso de los nuevos materiales y técnicas de construcción, que se reinició el 12 de agosto de 1985, culminando en 2003 los trabajos en el exterior. Desde entonces, se llevan a cabo mejoras en el interior del templo, sufragadas íntegramente con donaciones.[2]

Características

La catedral de San Sava es la aportación más reciente a una línea histórica de importantes monumentos y lugares de Belgrado, que se extendía desde el noroeste hacia el sureste: la Fortaleza de Kalemegdan, la Plaza de la República, la plaza de Terazije, el Palacio de Albania, el edificio Beograđanka y la Plaza Slavija.
La iglesia es de planta central, con forma de cruz griega. Tiene una gran cúpula central apoyada en cuatro pechinas y reforzada en cada lado por una semicúpula menor sobre un ábside. Debajo de cada semicúpula hay una galería sujetada por arcos.
La cúpula tiene 70 m de altura, mientras que la cruz de oro plateado principal tiene 12 m, lo que da un total de 82 m de altura en total. Además tiene una posición dominante en el paisaje urbano de Belgrado y es visible desde todos los enfoques de la ciudad.
Mide 91 m de largo de este a oeste, y 81 m de norte a sur. Su superficie es de 3.500 en la planta baja, con tres galerías de 1.500 m² en el primer nivel, y una galería de 120 m² en el segundo nivel. Su capacidad es de unas 10.000 personas, además de 800 asientos para el coro. El sótano contiene una cripta donde se encuentran el tesoro de San Sava y la tumba de San Lazar, con una superficie total de 1.800 m².
La fachada es de mármol blanco y granito y, cuando sea finalizada, la decoración interior será de mosaicos. La cúpula central contiene un mosaico de Cristo Pantocrátor.

Véase también

jueves, 27 de febrero de 2014

RELIGION ORTODOXA SERBIA

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Patriarcado de Serbia
Српска православна црква (СПЦ)
Flag of the Serbian Orthodox Church.svg
Cathedral of Saint Sava, Belgrade.jpg
Templo de San Sava
Fundador(es)San Sava de Serbia
Autocefalía/Autonomía1219 (perdida en 1523), nuevamente en 1920
Reconocimiento1922 por parte del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla
Primado actualSu Santidad Irinej (Ireneo I)
SedeBelgrado, Serbia Flag of Serbia.svg
Territorio principalSerbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia, República de Macedonia
Lenguas litúrgicasserbio
Calendariojuliano
Miembros7-11 millones[1] [2]
La Iglesia ortodoxa serbia (en serbio: Српска православна црква, Srpska pravoslavna crkva; designada a veces con las siglas СПЦ o SPC), o Iglesia de Serbia, es, por su antigüedad, la sexta de las iglesias ortodoxas autocéfalas y la segunda Iglesia ortodoxa eslava más antigua del mundo tras la Iglesia ortodoxa búlgara.[3]
En la Iglesia ortodoxa serbia se dan, actualmente, 16 millones de cristianos ortodoxos de Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, República de Macedonia y Croacia, y tiene también exarcados e iglesias de representación patriarcal en otros lugares del mundo para atender a la diáspora serbia. El Patriarca de Serbia es el primero entre iguales dentro de su iglesia. Su título completo es "Arzobispo de Peć, Metropolita de Belgrado y Karlovci, y Patriarca de los serbios".
La Iglesia Ortodoxa Serbia es autocéfala, o eclesiásticamente independiente, miembro de la comunión ortodoxa. El Patriarca de Serbia sirve como primero entre iguales en su iglesia. El patriarca actual es Irinej. La Iglesia alcanzó la categoría de autocéfala en 1219 bajo la dirección de San Sava, convirtiéndose en una arquieparquía independiente de Žiča. Su estatus fue elevado a la de patriarcado en el siglo XIV, y fue conocido después como el Patriarcado de Peć. El patriarcado fue abolido por los turcos otomanos en el siglo XVIII. La moderna Iglesia Ortodoxa Serbia fue restablecida en 1920 tras la unificación del Patriarcado de Karlovci, el Metropolita de Belgrado y el Metropolita de Montenegro.
La Iglesia Ortodoxa Serbia posee muchas reliquias importantes cristianas, como la mano derecha de Juan Bautista, partes del cráneo y la mano de San Jorge,[4] segmentos de la Santa Cruz, el dedo de Santa Paraskevi y el cuerpo de San Basilio de Ostrog, entre otros.